DERRAMAMIENTO DE SANGRE POR EL CONTROL DE “EL 17 DE FEBRERO”

Circulo de humo provocado tras un doble atentado suicida a las puertas de un cuartel en Bengasi, Libia.

Circulo de humo provocado tras un doble atentado suicida a las puertas de un cuartel en Bengasi, Libia.

Empuñando rifles elevándolos hacia el cielo, pertrechados con chalecos repletos de munición, y la mayoría de ellos con la cara tapada. Así posan, en una fotografía publicada en redes sociales, los miembros de la milicia islamista que la madrugada del pasado martes lograba ocupar, el cuartel de Bengasi rebautizado como “17 de febrero”, no sin antes librar unos encarnizados enfrentamientos con parte del ejército sublevado libio.

Un vídeo difundido por los islamistas muestra el horror dentro del cuartel ocupado momentos antes del asalto por miembros del ejército afín al general retirado Jalifa Hafter. Al menos siete cadáveres supuestamente pertenecientes al cuerpo militar yacen en el suelo. La mayoría de los muertos permanecen maniatados, mientras que algunos cuerpos están rodeados por charcos de sangre.

Es el mismo escenario donde a penas 6 días antes dos terroristas suicidas se inmolaban frente a las puertas del acuartelamiento con el resultado de 6 muertos y 12 personas heridas. Una acción que tuvo su respuesta por parte de los militares sublevados tan sólo unos días más tarde. El pasado domingo, día en el que los musulamnes celebraban la finalización del Ramadán, el ejército bombardeaba y confiscaba todo el armamento de que disponían los islamistas atrincherados.

El control del lugar lleva en disputa desde que hace más de una semana una milicia islamista se hiciera con el control del cuartel de los comandos, tomando como rehenes a 28 personas. Desde entonces la población de Bengasi (la segunda ciudad más importante de Libia después de Trípoli, al este del país) ha padecido los enfrentamientos entre facciones religiosas radicales y los uniformados. Un conflicto que sólo en esta ciudad ya ha dejado 26 muertos y 40 heridos entre militares y civiles. Los islamistas no dan cifras sobre sus bajas.

Los combates cada vez son más duros y es la población la que acaba sufriendo las consecuencias. La mayoría de las viviendas y bloque de pisos conlidantes al cuartel se han visto afectadas por el fuego cruzado y lanzamientos de mortero. En las últimas 48 horas la práctica totalidad de los habitantes de la zona ha sido evacuada a otros puntos de la ciudad, como consecuencia de los ataques indiscriminados.

Se trata de una contienda que desangra a ambas partes por igual. Los heridos del ejército son evacuados a la ciudad de Al-Marj, a unos 90 kilómetros de Bengasi. Mientras, los milicianos trasladan a los suyos mucho más lejos, a unos 400 kilómetros, en el hospital de Sirte. Los centros sanitarios de Bengasi están semi-cerrados por falta de seguridad.

Las refriegas en Bengasi son tan sólo un reflejo de la frágil situación que vive el resto del país. EEUU ha sacado de Libia a su embajadora en avión privado desde el aeropuerto de Maitiga, actualmente en manos de las milicias. Según fuentes locales muchos de los presos en las cárceles de Gadafi liberados tras la caída del dictador reclutan ahora a jóvenes, casi niños, para combatir junto a los milicianos. El aeropuerto de Trípoli (la capital) fue atacado por los milicianos hace algunas semanas y actualmente permanece inutulizado. En su retirada, según algunos testigos, los cuerpos de los muertos en combate eran abandonados en las cunetas. Muchos eran adolescentes de entre 13 y 17 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: