CÍRCULOS DE SANGRE LEVITAN EN EL CIELO DE LIBIA

Agujero creador por el lanzamiento de un mortero en la casa de Mercedes Fonte, en Bengasi (Libia).

Agujero creado por el lanzamiento de un mortero en la casa de Mercedes Fonte, en Bengasi (Libia).


Mercedes Fonte se queda despierta con su familia hasta las cuatro de la mañana. Es mes de Ramadán, así que apura junto a los suyos las horas sin luz para alimentarse antes del duro ayuno. Luego el sueño se alarga hasta bien entrada la mañana. Pero hoy, en lugar de desperezarse tranquilamente, el despertar de Mercedes ha sido aterrador. “Estaba durmiendo cuando un enorme estruendo seguido de un ruido de cristales rotos me ha levantado de la cama de golpe”, recuerda todavía con susto.

Desde la ventana de su habitación ha comprobado horrorizada la existencia de un boquete aún humeante en uno de los muros de su jardín, a penas a 8 metros de su cama. “Ha sido un mortero lanzado desde granjas y terrenos cercanos ocupados por los islamistas”, asegura esta española residente en Bengasi, la segunda ciudad en importancia en Libia. El conflicto abierto entre milicias islamistas y parte del ejército libio sublevado continúa desde el pasado febrero aunque se ha intensificado en las últimas semanas. Los islamistas que ocupan el cuartel justo enfrente de la casa de Mercedes lanzan sus ataques contra la población, siempre después de cada ofensiva del ejército. Lo hacen como medida de castigo a los habitantes de la ciudad.

Circulo de humo provocado tras un doble atentado suicida a las puertas de un cuartel en Bengasi, Libia.

Circulo de humo provocado tras un doble atentado suicida a las puertas de un cuartel en Bengasi, Libia.


“El tamaño del círculo de humo en el cielo equivale a la envergadura del agujero en el suelo”, comentaba Mercedes con la frialdad que le ha impregnado el día a día de combates. Se trataba de un doble atentado suicida a las puertas del cuartel donde se encontraba el asesinado Abdel Fataj Yunis. Las dos explosiones dejaron seis muertos y 12 heridos. Sucedió durante la sagrada hora del desayuno, en pleno Ramadán. Nuevamente otro sobresalto en pleno mes de abstinencia.

“Junto a los islamistas luchan yemenís, tunecinos, argelinos, e incluso musulmanes europeos que reclutan para enviarlos aquí”, apunta Fonte. Hace más de un mes y medio que uno de los principales hospitales de Bengasi está ocupado por las milicias. Es allí donde llevan a los heridos entre las bajas islamistas de los combates contra los uniformados rebeldes. Desde hace semanas la población vive cercada sin poder salir de sus casas.

Desde la caída del dictador Muamar El Gadafi tras la “primavera árabe” de 2011 en Libia, el conflicto lejos de solucionarse se ha acrecentado. El partido integrista religioso de los Hermanos Musulmanes ha tomado grandes cuotas del poder político mientras que la facción armada se ha erigido como policía militar. La lucha enfrenta a las milicias islamistas con el ejército sublevado encabezado por el general Jalifa Hafter. Los combates ya han dejado al menos 50 muertos en Trípoli mientras que de la zona este de Libia afín, a los militares, no hay cifras oficiales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: