EL FÉMUR ROTO DE MILLET

 

Félix Millet entra al Palacio de Justicia de Barcelona el primer día del juicio por el caso Hotel del Palau (Barcelona).

Félix Millet entra al Palacio de Justicia de Barcelona el primer día del juicio por el caso Hotel del Palau (Barcelona).

Félix Millet, el expoliador confeso del Palau de la Música se ha roto el fémur. Eso al menos lo que ha dicho Horacio Oliva, uno de sus abogados, ante el tribunal que juzga el caso Hotel del Palau, en el juzgado de instrucción número 10 de Barcelona. “Al parecer se ha levantado sobre las cinco de la mañana para ir al baño y se ha resbalado con una alfombra de la habitación, cayendo al suelo”, ha sido lo que ha explicado uno de sus letrados a la jueza que instruye el proceso, Magdalena Jiménez. El resultado de este desafortunado tropiezo ha sido un Millet operado de urgencia en el Hospital de Granollers (localidad cercana a su residencia) y suspensión del juicio, en el segundo día de sesión.

Después de la valoración del alcance de la fractura por parte de un forense judicial, la magistrada ha tenido a bien aplazar la vista oral hasta el próximo 10 de marzo. “Al parecer el señor Millet estará hospitalizado hasta el domingo y luego deberá empezar rehabilitación dando paseos cortos”, ha explicado a la sala la jueza Magdalena Jiménez. Algo que ha provocado caras largas entre los abogados defensores de los seis acusados.  “¿Y si el señor Millet no se ha recuperado para entonces, señoría?”, ha inquirido Francesc Jufresa, abogado de otro de los seis imputados, Ramón García Bragado. “No se preocupe, no se trata de una enfermedad mental así que el señor Millet podrá venir a declarar aunque sea en silla de ruedas o ambulancia”, ha espetado la jueza.

A la salida, el único impasible, y me atrevería a decir incluso, entretenido con el espectáculo judicial ha sido el ilustre acusado Jordi Montull, mano derecha de Millet al frente del Palau. Su letrado defensor, Jordi Pina, en cambio ha asegurado “que es muy probable que el señor Félix Millet no esté recuperado para la fecha del aplazamiento”. Tampoco ha salido precisamente satisfecho con lo sucedido el abogado defensor de García Bragado, “no se puede tener a un imputado cinco años para juzgarle sobretodo si es inocente como es el caso de mi cliente”, ha asegurado.

En definitiva el de hoy ha sido un día de esos que se recuerdarán con un esbozo de sonrisa en la cara, que me perdone el accidentado Félix Millet. Y es que dejar a toda la sala plantada en el juicio en el que él era el principal imputado es haber marcado un gol por toda la escuadra, aunque éste haya sido de esos involuntarios, con caída incluida.  Y a pesar de todo el caso del Hotel del Palau se suspende. Ese en el que Millet y Montull habrían utilizado sus influencia al frente del Palau para proyectar un Hotel de forma fraudulenta y apropiarse 900.000 euros de manera indebida entre los dos. Por parte del Ayuntamiento de Barcelona, el fiscal acusa de prevaricación y  falsedad documental a tres altos cargos (Masseguer y Lambies), Bragado incluido. También está imputado por este caso el arquitecto del proyecto, Carlos García.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: