LAS PLAYAS DE KO TAO

image

Sai Daeng Beach y Shark Bay. Bahía de los tiburones, Ko Tao (Tailandia).

En nuestra visita a la isla de Ko Tao, además de obtener el título Advanced (avanzado) en buceo, también nos hemos propuesto visitar algunas de sus playas más impresionantes. La primera que todo viajero ve al llegar a la isla es la de Mae Haad. Allí es donde atracan todos los barcos y en especial las embarcaciones de las dos compañías (Lompraya y  Songserm) que gestionan la conexión, vía catamarán, entre Chumphon y la isla.
No se trata de una playa con demasiado encanto pero sí un lugar en el que encontraréis todo tipo de servicios como nuestra estimada cafetería “Capuchino”. Uno de los pocos locales donde es posible tomar un verdadero café con leche mientras se degustan croissants y ensaimadas  rellenas de chocolate recién horneadas. Es un momento delicioso del día sobre todo si nos levantamos a eso de las 6 de la mañana para ir a bucear a primera hora. Ese desayuno previo no tiene precio, os lo aseguro.
Para desplazarse al resto de calas y playas hay varias opciones. Desde los taxis “pick up”, que no son otra cosa que rancheras descapotadas, siempre cargadas de turistas, pero que son muy poco económicos, y a mi parecer, bastante kamikazes. Hasta el alquiler de motocicletas por entre 150 y 300 bahts al día (entre 4 y 8 euros). También podéis escoger una bicicleta, o para los más osados un quad. El precio variará dependiendo del medio de transporte, claro. Como consejo os diré que si os decidís por alquilar una motocicleta, antes de montaros en ella haced constar todos los desperfectos que ya tenga. Incluso podéis tomar fotografías como prueba. De esta forma os ahorraréis un disgusto en el momento de devolverla. Las empresas de alquiler no viven de dejar las motocicletas sino de los accidentes de los tuistas y de estafar a los clientes haciéndoles creer que han provocado algún desperfecto. Así que id con mucho ojo.
Únicamente existe una sola carretera que cruza de norte a sur la isla, por uno de sus márgenes, el oeste. Si váis hacia el norte os encontraréis con la popular playa de Sairee. Es la más larga de la isla con alrededor de 2,5 km de longitud. No es de las más bellas pero sí resulta una buena opción para pasear por la calle adyacente a la arena y elegir uno de los muchos locales de madera con terraza sobre el agua y tomar algo.
Siguiendo unos tres o cuatro quilómetros por la misma carretera principal, pero en dirección contraria, hacia el sur, debéis preguntar por la “Freedom beach”. Si vais en moto tendréis que aparcarla y bajar durante 10 minutos por escarpadas escaleras. Una vez allí encontraréis una pequeña playa de aguas cristalinas y tranquilas. Ojo con llevar el pie desnudo, las rocas y el coral se presentan a menos de cinco o seis metros de la orilla. Es uno de los lugares donde podréis ver parte de la enorme diversidad acuática del lugar.
Continuando por caminos secundarios, de pronunciadas subidas y bajadas, algunas de ellas mal asfaltadas y otras directamente recubiertas de barro, llegaréis no sin alguna que otra dificultad, a Sai Daeng Beach. Es cierto que veréis en algún momento una indicación hacia la playa pero a medida que vayáis avanzando la señalización empeora. Nosotros accedimos a la parte más cercana a Shark Bay a través de un resort de lujo llamado Haad Tien. El acceso era una entrada con cabañas en construcción. Una vez que lleguéis al resort veréis las cabañas de lujo esparcidas sobre césped natural y cocoteros. En la recepción del resort hay un chico español haciendo prácticas que os podrá ayudar para cualquier indicación.
Sai Daeng Beach es uno de los mejores lugares para hacer snorkeling o buceo con tubo. Cerca de la isla de Shark dicen que se a avistan tortugas verdes y que se puede bucear con tiburones de punta negra de metro, metro y medio. Nosotros cuando fuimos no nos pudimos adentrar demasiado, el viento era molesto. Pero disfrutamos mucho de la fauna marina más cerca de la orilla. El coral se encuentra muy próximo y el viajero puede flotar a escasos centímetros de él mientras observa el comportamiento de los curiosos pececillos.
Siguiendo más al este, a través de caminos secundarios se encuentra la paradisíaca playa de Ao Luk. Es todavía una de nuestras cuentas pendientes. Reservamos el ultimo día para ir a visitarla y repetir otras playas.
Por último os quería recomendar la playa más famosa de la isla y, curiosamente no se encuentra en Ko Tao, sino alrededor de tres islotes próximos. Se trata de Nang Yuan Beach y resulta ser un delgada hilera de arena que conecta los tres islotes. Un fino istmo que resulta ser la foto de portada de muchas guías de Tailandia y también del mapa turístico de Bangkok.
La entrada a esta fina y diminuta isla cuesta 100 bahts (2,5 euros) y hay varios barcos que te llevan hasta allí por unos 400 bahts (10 euros). También es una de las zonas elegidas para realizar las inmersiones de buceo. En esa zona se localiza el famosísimo coral del Japanese Garden y las dos rocas gemelas conocidas como Twings. Así que si optáis por el curso de buceo, podréis regocijaros con las vistas del enclave más famoso de Ko Tao, sin tener que pagar ni un sólo baht.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: